RISOTERAPIA HUMANA

Próximamente estaremos informándoles del gran evento de conferencia que se dictara para que su enfermedad sea controlada por la riso-terapia que nos cambia la forma de tener una calidad de vida.

viernes, 22 de enero de 2016

libros en promoción con el club Risoterapia

Nuevos libros a fin al club de la Risoterapia

El Poder de la Bioenergía humana
La terapia para equilibrar nuestro cuerpo para que no sufra enfermedades y dolor.

Por:
Francisco Antonio Rodríguez Figueroa

 Bioenergía

Un componente vital de la existencia humana


¿Qué es la bioenergía?

La Bioenergía es uno de los muchos términos empleados para describir el campo de energía que envuelve a todo ser viviente. Sin embargo, a lo largo del tiempo muchas culturas de distintas partes del mundo han identificado y reconocido una energía no física. Los yoguis de la India la llaman Prana, los acupuntores chinos la conocen como chií y hoy en día en física se refieren a ella como el aura. Otras expresiones que se emplean con frecuencia para describir este tipo de energía son: energía inmanente, energía sutil, energía vital, energía magnética y energía universal.

Les estamos presentando dos de los nuevos libros del Club de la Risoterapia

La Risoterapia es la ciencia de sanar por medio de la risa, se ha comprobado que robustece sobre enfermedades como el Cáncer, sida y otras enfermedades catastróficas dándole al paciente una eficacia en la calidad de vida.
Es la ciencia que a través de un tratamiento continuo los pacientes comienzan a segregar las endorfinas por todo su cuerpo reaccionando en mejoría y evitando la muerte rápida.

Este libro le da a conocer el tratamiento a seguir con ejercicios básicos y poco va pasando a los avanzados y se notará una mejoría, poco a poco a medida que va realizando las terapias.

BIOENERGÍA

Continuación de la explicación del contenido del libro de Bioenergía.

Para entender mejor la bioenergía, (Prana, chií, energía sutil) actualmente se están llevando a cabo muchos estudios aparte de los que ya se han realizado anteriormente. Asimismo, se ha intentado desarrollar instrumentos y otros medios para estudiarla. La fotografía Kirlian por ejemplo, una técnica que fue descubierta por casualidad en 1939, muestra que cuando a un objeto en una placa fotográfica se le aplica un campo eléctrico de alto voltaje, se genera una imagen de las señales emitidas por el objeto. Se dice que dicha imagen es una representación física del aura del objeto.

Entre otros experimentos llevados a cabo en este campo, los rusos han dirigido muchas investigaciones sobre bioenergías dignas de mencionar. Los resultados de sus investigaciones mostraron que existen personas que pueden utilizar sus propias bioenergías para la auto sanación o para curar a otra persona; para mover un objeto sin tocarlo o para llevar a cabo una transmisión de información mental o telepática.

Otros investigadores del fenómeno para psíquico han llegado a la conclusión que este tipo de energía es un componente esencial de todo un conjunto de actividades como la digito presión, la acupuntura, doblar el metal con la voluntad, desmaterializaciones y rematerializaciones, ectoplasmía, homeopatía, actividades poltergeist, teleportación y cirugía psíquica.

A pesar de haberse conseguido algunos pequeños logros en la creación de instrumentos capaces de plasmar la bioenergía ( Prana, chií), sigue siendo demasiado sutil para ser medida con precisión por un equipo científico. La herramienta más eficaz para este propósito es la sensibilidad del ser humano. Dado que los seres humanos tienen la capacidad inherente de detectar y analizar los campos bioenergéticos (aura, cuerpo energético, doble etéreo) generado por otros, constituyen unas herramientas de investigación de un valor inestimable en este tipo de experimentos.

La bioenergía es responsable del sustento de la vida humana. Nuestro cuerpo bioenergético nos conecta con nuestro cuerpo astral y nos realimenta con las energías necesarias para nuestra vitalidad y salud general.

La interacción con las bioenergías de otras personas y de los ambientes que nos rodean

Nuestro campo energético (aura) no es estático. Está constantemente absorbiendo y exteriorizando energías en un proceso de intercambio con otros seres vivos, así como con el entorno. Un ejemplo de ello que todos reconocemos es cuando nuestra disposición física, psicológica y mental cambia como consecuencia de entrar en contacto con otra persona.

Otro ejemplo que ilustra fácilmente la disposición fluida de nuestro campo energético (aura) es cuando intercambiamos energías con la Naturaleza. ¿Ha observado alguna vez que cuando una persona mira o toca una planta de un cierto modo, se marchita? Esto se debe a que las bioenergías de algunas personas son intrínsecamente negativas de manera que cuando tocan una planta le drenan toda la energía y se pone enferma. En el otro extremo tendríamos aquellas personas que tienen “guante verde” con las plantas. El “guante verde” es un fenómeno comprobado que se relaciona directamente con un tipo de bioenergía personal (o aura /energía de Chakra) que es agradable y compatible con las plantas.

El campo energético que creamos a nuestro alrededor también es cambiante en cuanto a variables se refiere tales como el nivel de equilibrio y la intensidad y flexibilidad de las energías que pueden ser por ejemplo, activas y sueltas o inertes y bloqueadas. Cuando tenemos una actitud equilibrada y nos sentimos fuertes y con confianza, nuestras energías son generalmente más estables y se expanden más. Cuando tenemos un temperamento irregular, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada